Este evento ya ha finalizado

Puedes ver los próximos eventos a través del siguiente link

MáS EVENTOS

CASTIGO A DIOS

Ernesto Pinto Lagarrigue 191, Recoleta, Chile

Jueves 04 al Sábado 27 de Octubre 2018, 21:00 hrs.

No hay tickets disponibles para un evento pasado

CASTIGO A DIOS 

FRANCISCA GAVILÁN PROTAGONIZA OBRA INSPIRADA EN MUJER QUE LANZÓ SU HIJO AL ESTRECHO DE MAGALLANES

Escrito por Gerardo Oettinger y dirigido por Camilo Carmona

El 9 de septiembre de 2009, luego de dar a luz en el baño de su casa, una joven de Punta Arenas lanzó al recién nacido a las aguas del Estrecho de Magallanes dentro de una bolsa plástica. El hecho fue observado por un testigo quien rescató al menor de una muerte segura.

Esta noticia funciona como punto de partida para la creación de la obra Castigo de Dios, escrita por Gerardo Oettinger (Pompeya) y dirigida por Camilo Carmona (Comedia de Av. Irarrázaval). La misma dupla a cargo de la aplaudida Al volcán, vuelve a trabajar en conjunto para estrenar esta pieza el próximo jueves 4 de octubre en Taller Siglo XX Yolanda Hurtado.

En el montaje, cinco actrices lideradas por Francisca Gavilán (Violeta se fue a los cielos), intentan reconstituir la escena del crimen desde distintos puntos de vista. No sólo para tratar el infanticidio, sino que para profundizar en la maternidad y en los posibles quiebres que pueden desplegarse de ella: los celos, el poder y su violencia, los mitos y la figura omnipresente del padre en su expresión más cruda.

“Es una obra de suspenso, que transita entre la verdad y la mentira, exponiendo recuerdos, distintas versiones de los hechos, en una estructura de sueños audaz, que van paso a paso reconstruyendo los hechos”, declara su director.

Escrita por Gerardo Oettinger, CASTIGO A DIOS está construida a modo de thriller psicológico. Un relato de suspenso que pone en escena a una adolecente que se ve obligada a aceptar un crimen que no recuerda y del que incluso puede ser inocente.

La escena ocurre en una extraña pieza de aislamiento de un servicio de maternidad.

Una matrona y un gendarme custodian a Débora, una joven mujer que duerme en una camilla. Al despertar demuestra tener amnesia producto del shock vivido la noche anterior. Su abogada defensora, tras interrogarla a ella y a los testigos, comienza a

sospechar que este caso tiene aristas extrañas y que, al parecer, no es una psicosis posparto, ni mucho menos un aborto desesperado; pero no logra encontrar pruebas reales que puedan exculparla.

Sin encontrar salida a esta pesadilla en la que ha despertado, Débora comienza a convencerse de que hizo lo que dicen que cometió, siendo ahora su único deseo, ver a su hijo, quizás por última vez, antes de enfrentar el juicio final. “Lo entretenido del discurso que levanta la dramaturgia de Oettinger, es que no está en el lugar común, pone en tensión el relato con la moral y sensibilidad del espectador, y lo obliga a tomar partido por alguien que quizás jamás habría pensado hacerlo”, finaliza Carmona.